BARRANCO DE GUAYADEQUE

Guayadeque es una joya escondida de la naturaleza. Este extenso barranco de 15 kilómetros de largo situado en el sureste de la isla fascina al visitante con su paisaje agreste, de laderas escarpadas cubiertas de vegetación autóctona y curso sinuoso.

 

 

 La sensación de estar en un lugar de ensueño la completan las famosas casas cuevas del barranco, numerosas grutas naturales que han sido adaptadas como viviendas particulares, casas de turismo rural y restaurantes.

El Barranco de Guayadeque destaca por ser uno de los valles más verdes e impresionantes de la isla. Cactus, pitas, amapolas, palmeras, pinos canarios y almendros, así como más de 80 especies endémicas, crecen en abundancia en sus escarpadas laderas. Las ciudades vecinas, Ingenio y Agüimes, toman el agua del cauce de este barranco.

Este valle, que en tiempos prehistóricos fue el más poblado de la isla, alberga uno de los yacimientos funerarios prehispánicos más importantes, ya que enterraban a sus muertos en cuevas inaccesibles. Los antiguos guanches, los primeros habitantes de Canarias, usaron más tarde estas cuevas para vivir, para almacenar comida y como lugar donde celebraban ritos de fertilidad. En el siglo XIX, después de que los habitantes de la zona comenzaran a saquear las tumbas y a vender la mayoría de los objetos arqueológicos al Museo Canario de Las Palmas, se designó el barranco como reserva natural, para protegerla de mayores destrozos.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s