PATA ASADA

Ingredientes

  • 1 pata de cerdo trasera de unos 5 ó 6 kilos
  • Sal gorda
  • 1 hoja de laurel o unos palitos (2-3)
  • Un poco de manteca de cerdo

Agua y un vasito de vino blanco de cocina (normal)

00073717

Elaboración de pata de cerdo asada al estilo canario.

La pata de cerdo que sea trasera, entera y con toda su piel. Las hay grandes y pequeñas, según el tamaño del cerdo, por eso digo que para hacerlo en casa y que quepa en el horno, lo ideal es que tenga de 5 a 6 kilos más o menos (de lo contrario no cabe en el horno salvo que se tenga un horno grande).

Decidle al carnicero que haga unos cortes en forma de cuadros de unos 4 x 4 centímetros sobre la piel, sin que llegue hasta el final de la grasa o tocino que hay debajo de la piel, ni a la carne magra.

Ya en casa, se rellenan bien todos esos cortes con la sal gorda (que también echaremos por encima de la piel). No os preocupéis que no queda salada.

En una bandeja de aluminio alta, untad el fondo con un poco de manteca de cerdo, meted la pata entera y añadidle como un litro de agua y un vasito de vino blanco, del normal, del de cocina. Metedlo al horno (precalentado a 200º).

Cuando lleve como una hora más o menos, bajadlo a 190º. El tiempo que se necesita se calcula así: 1 hora por kilo de carne, es decir, si la pata tiene 5
kilos, pues son 5 horas, si es de 6 kilos, son 6 horas y así sucesivamente.

Estad pendientes de que no se seque la bandeja, siempre deberá tener agua en el fondo unos 2 ó 3 dedos. La pata, mientras se va asando, suelta agua, que es parte de su jugo, pero según se va asando (cociendo) chupa su propio jugo. Cada vez que se le añada agua, que sea caliente y echad con ella un poquito de vino blanco.

Cuando ya se aproxime la hora estipulada, pinchad la pata con una aguja larga de esas de hacer punto, o un pincho largo y fino de los que se usan para los pinchitos morunos, y cuando veáis que no sale agüilla, es que ya está.

Lo que era la piel (cortada a cuadritos) debe estar todo dorado y si se toca con un tenedor de los de madera sonará a hueco, es decir que está asado. La corteza queda churruscada, sabrosa y deliciosa. Veréis que se desprende casi sola, se le sacude la sal gorda que le puede quedar pegada y saboreadla.

Una advertencia: como sabéis, cada horno es un mundo, fuego arriba, fuego abajo, ventilador, etc. Os aconsejo ponerlo en automático: fuego arriba y
abajo igual y si hay ventilador, pues con ventilador. Así es perfecto porque el calor está parejo dentro del horno.

Si observáis que le falta tiempo y la corteza ya está muy dorada, tapadla con papel de aluminio para que no se queme. Una vez asada la pata, sacadla a una bandeja y empezad a cortar como si fuera jamón, en lonchas finas, con un cuchillo jamonero, por la parte más ancha, la contraria al codillo.

Y ahora sí, a disfrutar saboreando este rico manjar. Por dentro la encontraréis sosa, pero es normal, por ello se le pondrá un poquito de sal fina de mesa a las lonchas a gusto de cada cual.

Se sirve frío o caliente, se pueden calentar las lonchas en el microondas pero a temperatura ambiente está perfecta.

La mezcla de la carne asada con la grasita es exquisita. Bueno, también sabéis que engorda lo suyo y el colesterol, si se abusa mucho, pues sube, como todo.

¡Buen provecho!

pata-asada

Un comentario sobre “PATA ASADA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s